martes, 14 de febrero de 2012

Recomendación Película: La identidad de Bourne

Continuo con mis recomendaciones de películas en la Ratomaquia. Hoy vuelvo a iniciar el repaso de otra de mis trilogías fílmicas favoritas, la del espía Jason Bourne concretamente. La película protagonista de esta entrada es la primera entrega de la trilogía: La identidad de Bourne. Vamos a ver que nos ofrece este filme.


The Bourne Identity fué estrenada en el año 2002 y fué un éxito de taquilla así como de crítica. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Ser una película del género de espionaje que se alejaba de los tópicos de las mismas y sobretodo al hecho de tener un protagonista muy carismático. Matt Damon borda el personaje de Jason Bourne haciendo una interpretación muy creible, sobretodo en esta primera entrega donde la amnesia del personaje es más acuciante. De hecho, y como bien apuntaba un lector que me comentó la primera vez que hablé de esta película, La Identidad de Bourne redefinió las películas de espionaje y sagas como la de James Bond tomaron nota de esto y como se puede ver en las últimas películas con Daniel Craig, han tomado muchas cosas de la trilogía Bourne.


La historia nos explica como un barco pesquero encuentra en las cercanías de Marsella el cuerpo herido de un desconocido. Este hombre despierta poco después bastante alterado sin recordar absolutamente nada de su identidad o pasado, sufre amnesia a causa del shock de haber recibido una serie de disparos. Nuestro protagonista amnésico es Jason Bourne (aunque en ese momento ni el mismo sabe su nombre) y decide investigar su propia identidad acudiendo a un banco cuya dirección ha obtenido de una cápsula contenida en su cuerpo. En dicho banco descubre una caja con dinero de diversos paises, numeroso pasaportes con múltiples identidades y una pistola. Jason empieza a sospechar que no es una persona normal y corriente ya que inconscientemente domina multitud de técnicas de combate, además de tener un instinto y pensamiento lateral muy agudizados. Como empiezan a buscarle debido a sus acciones, decide escapar a la embajada de los EUA usando uno de sus pasaportes, pero le acaban encontrando y tiene que escapar. En ese momento es cuando conocerá a Marie, una mujer que le ayudará en su investigación y juntos tendrán que desentrañar la verdadera identidad de Bourne y porque le está persiguiendo la CIA. 


Sin duda el argumento de esta película me encanta. Hay que ponerse en la piel del protagonista: te despiertas amnésico sin recordar nada y a lo largo del proceso de recuperación te vas dando cuenta que de forma inconsciente dominas numerosas técnicas de combate, reconoces peligros a primera vista además de dominar muchísimas técnicas de supervivencia y aprovechamiento del entorno a tu favor. Es para comenzar a asustarse de uno mismo. Bourne es un agente entrenado por la CIA de forma que sea lo máximo de eficiente en sus misiones pero realmente es gracias a la amnesia que el personaje se vuelve a humanizar aprovechando al 100% de sus habilidades.


Otro de los mejores aspectos del filme son las secuencias de acción, que hay muchísimas y muy variadas. Los combates por ejemplo son geniales: vemos como Jason aprovecha su entorno sin estar armado para usarlo a su favor y conseguir la ventaja. O como para escapar de un lugar en unos minutos descubre la ruta más adecuada para salir de forma eficiente. Y desde luego memorable es la escena de persecución en coche con el mini, demostrando que nuestro protagonista es un experto en la conducción de autos. Aquí tengo que hacer un inciso porque existe un juego basado en esta película que recoge de forma bastante adecuada todo el espíritu de acción del filme.


Esta película demuestra a la perfección que se pueden hacer películas del género del espionaje/acción que sean bastante realistas y sin entrar en situaciones demasiado espectaculares o poco creibles. Esto de hecho, es uno de los puntos que caracterizarán toda la trilogía de Bourne. Como ya he comentado antes, estoy bastante seguro que el cambio de estilo de James Bond en Casino Royale está relacionado en parte por esta película; pero me parece que el resultado queda mejor en esta película. Quiero aclarar que esto no quiere decir que las escenas demasiado espectaculares en las películas de espía estilo James Bond no me gusten, totalmente al contrario ya que me encantan.


Veamos algunas escenas de la película:



En resumen, esta es una de mis películas preferidas y sin duda la mejor de la trilogía en mi opinión. Recomiendo verla si o si, se sea o no un fan de las películas de espías. Es un filme muy entretenido que no enganchará desde el primer minuto. La semana que viene hablaré de la segunda parte de esta trilogía.

Saludos a todos.

2 comentarios:

  1. Nunca me han gustado demasiado este tipo de películas... el otro día vi la del "invitado" y tampoco es que me entusiasmara demasiado, una película para pasar el rato con toques de acción. Pero, tal vez le de una oportunidad próximamente :) La serie que me gusta de espías (con comedia) es la de Chuck no sé si te sonará pero Chuck es un hombre normal que gracias a una aplicación informática comienza a hacer movimientos típicos de un espía a modo de flashes. xD Te lo cuento porque me ha recordado esta serie cuando leía lo de la amnesia de Bourne y hacer movimientos de combate casi por inercia xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco la serie Chuck y de hecho es una de mis favoritas. Además la he visto recientemente, me hace gracia que la agente que hace de novia de Chuck es la misma actriz que hace de Miranda en Mass Effect 2.

      Saludos.

      Eliminar